Encuentra lo que quieres aqui

jueves, 19 de marzo de 2015

MI VECINO, EL MEDICO


Este relato hace un tiempo lo escribí y publique el 2 de Septiembre de 2012 en el foro de medical "TONET"

Hice unos pequeñas ediciones al relato original.





Recuerdo que tendría 18 años, y estaba en el colegio a punto de terminar mi bachillerato, estaba emocionada, además me iba a ir al extranjero a estudiar ingles, las fiestas las despedidas no podían faltar además de hacer las tareas, ya que debía mantener mi promedio alto o de lo contrario no iría a estudiar. Poco dormía, estudiaba bastante, pero también me divertía y salía a fiestas con mis amigos, sin estar abrigada, etc. no comía bien, me descuide bastante he de reconocer, en  fin un coctel perfecto para  que mis defensas bajaran y un feo virus de gripa atacara, además que por el esfuerzo que le estaba exigiendo a mi cuerpo, estaba exhausta solo quería dormir cuando podía, y ya no quería que nadie me molestara. Igual no faltaba por nada al colegio, hasta que literalmente sintiera que no me podía levantar, cosa que no sucedió, además quería mostrarme fuerte, que nada me afectaba, mi deseo y mi meta era irme por un tiempo a vivir nuevas aventuras.

 Mis padres fueron muy generosos conmigo, me mimaron demasiado pero al mismo tiempo eran bastante estrictos en todos los aspectos, y a estas alturas ya estaban preocupados por mi salud, hasta que un día mi mama hablando de manera casual con la vecina le comento de lo mal que me veía y mi negación a ir al médico de la familia. Ella como buena vecina le sugirió que contactara un medico que vivía en el edificio, que era muy buena gente, además un caballero en todo el sentido de la palabra, que había atendido a su sobrina, que hablara con el que entendería la situación. Mi mama ni corta ni perezosa decidió contactarlo, charlaron y le pidió que me fuera a ver, de manera sorpresiva ella le insinuó el siguiente día cuando llegara del colegio, que ella no iba a estar, tenía un compromiso que no podía cancelar, pero que ella confiaba en el por las excelentes referencias de la vecina, que por favor me hiciera un examen completo y exhaustivo  e hiciera lo que tuviera que hacer, igual ella estaría llamando para ver cómo iba la cosa. El acepto y le dijo que no habría problema, que si ella así lo quería la vecina podía estar presente para que no hubiera lugar a malos entendidos. Mi mama le dijo que no había problema, ella se pondría en contacto con nosotros, y si lo requería le pediría el favor a la vecinita.

Al siguiente día, recuerdo que me levante muy mal, no tenía ganas de ir, me sentía con fiebre, el estomago me dolía creo que toda la comida chatarra que había comido hizo su nefasto efecto, la garganta, bueno era un mix de todo, pero decidí hacerme la valiente e ir al colegio igual faltaba poco y les demostraría a mis padres lo responsable que era. Llegue como a las 3:30 p.m. y solo quería cambiarme el uniforme y acostarme a dormir, a los 5 minutos sonó el timbre y era mi vecino, yo sabía que era medico, por la sobrina de mi vecina, pero nunca había hablado con el... me sorprendió verlo en la entrada traía un maletín de médico, negro grande, así que le dije con el hilo de voz que tenia . . Hola puedo ayudarte? el solo me dijo, tu mama me pidió que viniera a verte y de paso te examinara porque estas enferma y te niegas a ir donde tu doctor, inspiraba respeto y me intimidaba un poquito, me quede de piedra y ante mi asombro lo deje seguir.

Me dijo vamos a tu cuarto, voy a examinarte, y le dije ok pero deja me cambio porque aun tengo el uniforme, me contesto no hay necesidad. Estaba muy asustada la verdad no quería, así que le dije voy a llamar a mi mama  a preguntarle, la llame y corroboro todo igual me dijo que ella le había dado autorización para hacer lo que tuviera que hacer incluso impartir un poco de disciplina que si no me dejaba, cancelaría el viaje.. así que no tuve más remedio que aceptar no con gusto, porque no tenía otra opción, lo primero que hizo fue colocar su mano en mi frente y me dijo estas muy caliente, debo tomar tu temperatura así que abrí la boca y me dijo, no yo la tomo rectal es más fiable, mis ojos se abrieron de par en par y le dijo NO, mi mama no me la toma así, siempre es en la boca, ante lo cual el solo contesto yo soy el médico yo decido, cual es la mejor manera.

Seguí negándome, hasta que me agarro por los pies, se sentó, me tomo por la cintura, subió mi falda, bajo mi ropa interior y me dio unos fuertes azotes en las nalgas, me ardía mucho solo repetía que yo era bastante caprichosa y rebelde que yo debía obedecer,  hasta que le dije ok, está bien pero no me azotes. Me acosté en la cama bocabajo, separo mis nalgas y coloco el termómetro con vaselina y lo introdujo dentro, me dijo ves que no es para tanto? si lo hubieras dicho cuando te lo ordene no tendrías la cola roja. Lo dejo unos momentos y lo miro, tienes fiebre, ok puedes vestirte, siéntate quiero revisarte, miro mis ojos, mis oídos, mi garganta y al verla dijo vaya tienes una infección y anoto algo en su libreta ahora quiero que te quites la blusa y la falda solo en ropa interior voy a examinar tus pulmones y tu corazón, el estomago.

Estaba muy nerviosa mientras lo hacía me sentía avergonzada, trate de evadirme de este planeta para no afrontar lo que estaba viviendo, finalmente termino y me dijo quedan 2 exámenes por hacer, un examen pélvico y uno rectal le dije eso NO, nunca me lo han hecho, solo me dijo tu no aprendes verdad? y nuevamente me puso sobre sus rodillas esta vez me quito los panties completamente y comenzó a darme palmadas fuertes y sonoras en mis adoloridas pompas, hasta que implore misericordia, y prometí que me dejaría hacer los exámenes  en ese preciso instante el teléfono sonó, conteste y era mi madre, le conté todo lo que había sucedido, esperaba una respuesta como ok que se vaya hija,  o llama la policía que se yo, pero me quede fría como un helado cuando dijo está bien que lo haga yo le indique eso.

Ya no pude decir nada, solo me quede callada y afronte mi destino, a pesar que me sentía avergonzada, humillada algo me empezó a gustar de la situación. Al final me diagnostico y cuando me dijo cual era el tratamiento literalmente llore de impotencia, me dijo prepárate hoy tendrás 2 inyecciones una para la fiebre y otra para la infección de la garganta, además tendrás un enema para empezar a desintoxicarte,

Vi como saco de su maletín negro, los medicamentos las jeringas con sus respectivas agujas y otras agujas más largas, empecé a temblar de miedo y emoción no sé porque me llego  a entusiasmar la idea de que me inyectara, la primera solo rompió la ampolla y empezó a llenar la jeringa, cm a cm, cuando estuvo lista me pidió que me relajara y respirara profundo paso, el algodón, y zaas aguja adentro brinque de la sorpresa, me dio una palmada en la otra nalga y me dijo no te muevas o te hare daño!! Cuando inoculo sentía como me ardía y dolía, pero bueno lo que me preocupaba era la otra inyección, ya sabía cuánto dolía alguna vez me habían puesto una asi, termino y enseguida empezó a preparar esa inyección como 2 frasquitos uno de polvitos y otro de agua, como llenaba la jeringa con agua, luego llenaba el de polvitos  con esa aguita hasta que lo agitaba enérgicamente y ya sabía yo lo inevitable empecé a llorar, tratando de suplicar que no me la pusiera, solo me dijo lo siento linda, es por tu bien, relájate y ya verás que pasa rápido cuando me empezó a inyectar mis quejas aumentaron con la poca voz que tenia, mis lagrimas se escurrían hasta que el martirio termino.

Ya verás cómo te sientes mejor, ahora para terminar el tratamiento de hoy, terminare con un enema.. no quería la verdad pero tenia mis pobres nalgas tan lastimadas que no me quería exponer a mas nalgadas, me pidió que me acostara sobre mi lado izquierdo y subiera la pierna entre las inyecciones y esto estaba en otro mundo me quede muda, resignada a que se me hiciera todo, Puso vaselina en la cánula y gentilmente separo mis nalgas y la empezó a introducirla lentamente luego abrió el paso del agua y toda esa agua caliente y jabonosa entro en mi organismo, sudaba, me sentía mal el solo me acariciaba la espalda y trataba de animarme... finalmente todo el agua entro,  y debía esperar 10 minutos interminables, ya termino fui al baño expulse todo el enema, me dijo que ya me podía poner mi pijama y que me acostara a descansar y dormir, mañana me vería para continuar con el tratamiento!! 

Mas inyecciones, mas enemas, controlar la temperatura rectal y unos cuantos supositorios se añadieron en el camino.

4 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho, muy completo, me encanta la mezcla del spank y el medical

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que te haya gustado. gracias por pasar!!

    ResponderEliminar
  3. Please invite me injectionfetishh@gmail.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. I am sorry, I am not the owner of that website, you need an invitation directly from the owner.

      Eliminar

Gracias por sus comentarios, por favor antes de comentar tenga en cuenta que es de contenido publico, de considerarlo ofensivo, desagradable o violento sera eliminado.

Sus sugerencias son bienvenidas y apreciadas.